¿Quién soy?

Seguramente, en algún momento de tu existencia, has sentido ese cosquilleo en el estómago, esa sensación de inconformidad, esa expectativa de que algo más tenía que ocurrir, esa sensación de explorador en busca de tu propósito en la vida. Yo lo he sentido muchas veces, y siempre la respuesta ha sido la misma a la pregunta:

 

“¿Qué quieres hacer de tu vida?

Yo quiero entender, sentir, cuidar y vivir con los animales.”

 

MI HISTORIA

Es verdad que nunca pude ir a vivir con Dian Fossey y sus gorilas,

cómo soñaba cuando era pequeña, sin embargo, agradezco a la vida que me haya permitido seguir la senda que me había propuesto: combatir siempre por el bienestar animal, disfrutar de cada momento con ellos, aprender de cada experiencia y ayudar a otras personas a conectar con los animales.

alejandra-con-delfines

Pasar la infancia entre animales te deja una enorme cantidad de anécdotas, experiencias diversas que se transforman en aprendizajes que te acompañarán el resto de tu vida.

Cada animal que se ha cruzado en mi vida ha sido especial, único, diferente.

“Cada uno con su personalidad y con la relación que hemos tenido, me ha hecho ser consciente de que cada ser vivo es un inmenso regalo, que en cada uno puedes verte reflejado, que si paras a escuchar el susurro de su interior notarás cómo puedes comunicarte con él, que si te dejas llevar puedes conectar con tu propia naturaleza y que si eres humilde puedes sentir y vivir grandes enseñanzas“.

El regalo que me ha marcado el camino: mis primeros compis animales...

Mix de terrier, pendenciero, nervioso, cabezota, independiente, desobediente, ladrador, hiperactivo, insociable, reactivo y muy meón! Me he pasado parte de la infancia y la adolescencia, con toda mi ignorancia, pero también con determinación, intentando enderezar a mi mejor amigo para poder salir a la calle con él, y volver a casa sanos y salvos los dos.

Maro ha sido mi primer gato. Nos entendíamos con sólo mirarnos. Era independiente, aventurero, intrépido, cariñoso y respetuoso con otros seres vivos. En esa época, yo recogía pájaros que se caían de los nidos y Maro se tumbaba al sol, con los pichones a su alrededor o encima de él, sin hacerles nada.

Mi parte más animal…

Mi aventura profesional comenzó hace más de 30 años trabajando con perros. He compartido el camino también con gatos, delfines, orcas, lobos y elefantes marinos, caballos, aves, animales de granja. Siempre en la búsqueda de una forma de comunicarme con ellos, entender sus necesidades y ofrecerles el mayor bienestar posible. Me he formado en biología, etología, ecología y en cantidad de cursos de comportamiento, aprendizaje, rehabilitación, educación, adiestramiento y bienestar animal diversos.

" Soy lo que ves,
y ves lo que soy,
no hay más."

Mi parte más humana…

Al focalizar mi objetivo en mejorar la relación entre humanos y animales, era necesario que yo entendiera un poco más a las personas, y así poder ayudarlas a crear una relación funcional y duradera con sus compañeros animales. Llevo 20 años implicada en el ámbito socioeducativo, formándome en educación social, integración social, animación sociocultural, docencia, intervenciones asistidas con animales y otros cursos relacionados con la diversidad funcional.

El vínculo humano-animal

En los últimos años, he unido ambos mundos, humano y animal, con el objetivo de asesorar y acompañar en la búsqueda del bienestar a ambas partes, para que puedan conectar entre sí, conocerse y comprenderse; para que logren encontrar la calma y la felicidad en su convivencia y fortalecer el vínculo afectivo de la familia; para que aprendan a andar con armonía este sendero que nos ha tocado recorrer juntos.

“Ayuda a otros a alcanzar sus sueños, y tú alcanzarás los tuyos”

Les Brown

¿Quieres alcanzar tus sueños?

X